Lesiones más frecuentes en el deporte

  • ClinicaPrincipe
  • 23 octubre, 2019

Que el deporte es saludable lo sabemos todos. Nos ayuda a mejorar nuestra condición física, a desconectar después de un día intenso, incluso nos ayuda a conocer gente nueva; sin embargo, pocas veces se tiene en cuenta que el deporte realizado sin precaución o sin un profesional que te explique, enseñe y corrija, puede conllevar lesiones.

Probablemente lo más importante al practicar cualquier tipo de deporte, sea evitar que nos lesionemos. Las lesiones causadas por el sobreesfuerzo y el uso excesivo de nuestras articulaciones, se pueden prevenir con calentamientos, estiramientos y movilizaciones previas; además de una buena hidratación, un buen descanso y periodos de reposo.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes?

Lesiones ligamentosas

Los ligamentos tienen la función de unir los huesos entre ellos, dentro de la articulación. Son de tejido fibroso muy homogéneo y de gran resistencia. Estabilizan la articulación y evitan las luxaciones. Cuando este tejido se estira demasiado, puede perder elasticidad o en el peor de los casos, romperse. Las más comunes son los esguinces de rodilla, tobillo y muñeca; causados con mayor frecuencia por caídas o por un movimiento de torsión.

Desgarro muscular

Se produce cuando una tensión sobre estira el tejido. En los deportes, es más probable que ocurran desgarros cuando corremos, saltamos o levantamos peso. También aparecen cuando hacemos un cambio brusco y rápido de dirección. La probabilidad de desgarrarse un músculo es más alta cuando hace frío o realizamos deporte sin los previos antes citados.

Tendinitis

Inflamación de un tendón provocada, normalmente, por una sobrecarga, movimientos repetidos o sobreesfuerzo. Las tendinitis en el codo son comunes en deportes como el tenis o el golf, conocidos popularmente como “codo de tenista” (parte más externa del codo, musculatura epicondílea) o “codo de golfista” (parte más interna, musculatura epitroclear). Otra lesión común es la del tendón de Aquiles. Su tejido es grueso y con forma de cordón. Conecta el músculo el gemelo (su porción más inferior de la pierna) con el talón. Este es el tendón más grande del cuerpo. Es común en los deportes de correr grandes distancias. La causa puede ser no estirar lo suficiente, no usar el calzado correcto o aumentar de repente la práctica del deporte.

Lesiones del manguito rotador

Área específica dentro del hombro. Ayuda a mover el hombro y a darle estabilidad. Las lesiones son comunes cuando se repiten las mismas acciones muchas veces, como en la natación, el tenis o el béisbol. También cuando dormimos sobre el mismo brazo todas las noches o trabajar con los brazos por encima de la cabeza. Los síntomas incluyen hinchazón en el hombro, dolor al levantar el brazo y dolor al tratar de tocarse la espalda.

Luxación o dislocación

Lesión cápsulo-ligamentosa con pérdida del contacto de las superficies articulares por causa de un trauma grave, que puede ser total (luxación) o parcial (subluxación). Las dislocaciones generalmente son causadas por un impacto brusco a la articulación y con frecuencia se presentan después de un golpe, una caída u otro trauma.

Fractura de huesos

Una caída sería el caso con más probabilidades de romperse o fracturarse un hueso. Esto puede suceder en casi cualquier deporte. Los síntomas incluyen dolor repentino, hinchazón, entumecimiento y sensibilidad en el área. Estas lesiones son graves.

Existen distintas formas de clasificar las roturas de los huesos:

  • Fractura completa: El hueso se rompe en dos partes.
  • Fractura en tallo verde: El hueso se rompe pero no se separa en dos partes. Es típica de los niños.
  • Fractura simple: El hueso se quiebra por una parte.
  • Fractura conminuta: El hueso se quiebra en más de una parte o se astilla.
  • Fractura abierta: El hueso sobresale a través de la piel.
  • Fractura cerrada: Hay rotura pero no sobresale el hueso por la piel.